TUMORES CUTANEOS NASALES

Cirugía funcional de la nariz

Los tumores cutáneos que con más frecuencia afectan a la nariz son los epiteliomas que están producidos por la exposición solar y suelen aparecer en edades avanzadas. En ocasiones estos tumores son precedidos por la aparición de unas manchas en la piel con lesiones tipo costra que tras desprenderse de forma espontánea o con el rascado de las mismas, vuelven a aparecer.

Síntomas de tumores cutáneos

¿Qué síntomas presenta una persona con tumores cutáneos?

Estos tumores pueden tener la apariencia de lesiones sobre elevadas o bien de ulceras con costras de aspecto sucio .

Estas lesiones no son dolorosas y se caracterizan por su dureza al tacto y facilidad de sangrado bien espontáneo, bien por rascado superficial de las mismas.

Diagnóstico

¿Cómo diagnosticamos la desviación de los tumores cutáneos nasales?

El diagnóstico se lleva a cabo mediante la biopsia de uno de sus bordes activos.

Procedimiento para tratar tumores cutáneos nasales

¿Que procedimiento llevamos a cabo para tratar tumores cutáneos nasales?

El tratamiento se lleva a cabo mediante cirugía con anestesia local realizando una extirpación de la lesión con unos márgenes de resección que nos aseguren que no hay afectación tumoral. Posteriormente procedemos al cierre del defecto de la piel mediante la utilización de colgajos de deslizamiento o rotación de piel sana adyacente. En los casos avanzados precisarán de una amplia resección con importantes colgajos de reconstrucción.

Recomendaciones

  • El mejor tratamiento del cáncer es su prevención, por lo tanto debemos evitar la exposición solar y acordarnos que las zonas más expuestas y sensibles son nariz y orejas, debemos utilizar cremas solares cuando vayamos a estar mucho tiempo expuestos así como gorras y sombreros.
  • Ante lesiones como las comentadas es importante consultar con el dermatólogo o bien con su otorrinolaringólogo para un diagnóstico y tratamiento precoz de las lesiones.

Consultas frecuentes sobre tumores cutáneos nasales

Salvo que exista una extensión ganglionar importante, que trataremos también con cirugía no es necesario asociar otro tratamiento tipo radioterapia o quimioterapia.

Evidentemente esto va a depender del tamaño de la lesión, pero para casi todos los tamaños existe una posibilidad de reconstrucción con colgajos loco regionales , aún así lo importante es el diagnóstico precoz, consultando con el dermatólogo ante la aparición de lesiones ulceradas o sobre elevadas en la piel de la nariz.