La rinoplastia cerrada es aquella que tiene como objetivo mejorar aspectos funcionales y estéticos mediante una incisión interna, no visible exteriormente.

Esta técnica nos permite acceder a los cartílagos alares y de ese modo: extirpar las gibas nasales, levantar la punta de la nariz, enderezar la curvatura del puente nasal, mejorar la asimetría de las fosas nasales y tratar problemas derivados del tabique nasal desviado.

Como bien indica su nombre, la rinoplastia cerrada no requiere de incisiones o cortes externos y, por lo tanto, no deja cicatrices visibles en el rostro.

¿Rinoplastia abierta o cerrada?

Hoy en día, está en alza el debate que pone el foco en la rinoplastia abierta y cerrada. Siendo esta una polémica, principalmente abordada en redes sociales, que atiende; a cuál de ambas es mejor y a cuál debería someterse un paciente. Lo cierto es que esto último se trata de una decisión meramente profesional, ya que la técnica depende, no solo de las necesidades y requisitos del paciente, sino también de las capacidades y preferencias del doctor.

Además, se debe tener en cuenta que existen abordajes de rinoplastias que requieren ser externas o, por el contrario, internas. Un factor de gran relevancia a la hora de tomar la decisión final.

Proceso de análisis y estudio del paciente.

Antes de proceder a realizar una intervención de dichas características, es necesario llevar a cabo un procedimiento de preoperatorio convencional. Éste consta de una analítica de sangre, un electrocardiograma y una radiografía de tórax. De este modo, el doctor posee una visión general del estado de salud del paciente antes de la operación.

Preguntas más frecuentes.

¿Quién decide qué abordaje llevar a cabo?

Como se ha mencionado anteriormente, es una decisión que se toma en consenso del paciente y el doctor. Ésta se determina en función de las necesidades del paciente y la supervisión y valoración del especialista.

 ¿Quién puede someterse a una rinoplastia cerrada?

Existen dos tipos de pacientes. Aquellos que buscan mejorar su aspecto facial, es decir, por motivos meramente estéticos. Y quienes tienen como objetivo principal mejorar y/o recuperar sus funciones respiratorias,

¿A partir de qué edad es recomendable someterse a esta operación?

No existe una edad estipulada, pero sí es cierto que es preciso esperar a que las estructuras anatómicas se hayan desarrollado por completo. Esto suele ser entre los 14 o 16 años, aunque existen excepciones.

¿Cómo elegir la clínica o doctor?

Es importante sentirse cómodo/a antes de una operación estética. Por ello, cuenta con un médico que tenga como objetivo asesorarte y acompañarte en este proceso. El Dr. Sebastián Moya estará a tu plena disposición para solventar todas tus dudas y darle prioridad a tus necesidades y tu salud.

× Available from 09:00 to 20:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday