BAROTRAUMA

Oído y vértigo

El barotrauma de oído se produce cuando sometemos a nuestro organismo a un cambio de presión atmosférica más o menos brusco y nuestra Trompa de Eustaquio se encuentra obstruida o no funciona correctamente para compensar dicho cambio de presión dentro de la caja timpánica. Habitualmente lo sufrimos cuando bajamos en coche un puerto de montaña, cuando volamos en avión y este realiza un descenso más o menos brusco o cuando practicamos el buceo.

Síntomas del barotrauma

¿Qué síntomas presenta una persona con un barotrauma?

La sintomatología y el daño a nivel del oído es muy variable, puede aparecer una leve sensación de taponamiento de oído con zumbido acompañada o no de pérdida auditiva leve, un derrame de moco o liquido sanguinolento o incluso llegar a producirse una rotura timpánica con sangrado por el oído. Durante la descompresión aparece un dolor agudo que la mayoría hemos sentido alguna vez al volar con algo de congestión nasal.

Diagnóstico

¿Cómo diagnosticamos un barotrauma?

Para diagnosticarlo nos basamos en la visión microscópica del oído que nos evidencia el daño producido, así como la audiometría que revelará el grado de repercusión funcional. Es muy importante valorar el interior de la nariz y su confluencia con la garganta o rinofaringe que es donde se encuentra el rodete tubárico o desembocadura de la trompa en la nariz.

Existen diversas condiciones del paciente que favorecen la aparición de este problema como son aquellas que producen una dificultad de ventilación del oído a través de la nariz como las rinitis, poliposis y desviaciones del tabique nasal, en otros casos el problema se encuentra a nivel de la trompa de Eustaquio, como es el caso de las vegetaciones adenoideas en los niños que taponan directamente el orificio de drenaje de la trompa a nivel de la parte posterior de la nariz o en caso de alteraciones de la propia trompa que es incapaz de abrirse o es muy estrecha y no puede realizar adecuadamente su función de válvula para compensar presiones.

Procedimiento para tratar el barotrauma

¿Que procedimiento llevamos a cabo para tratar un barotrauma?

Para el tratamiento del barotrauma además de tratar los problemas acaecidos en la caja y membrana timpánicas mediante medicación o incluso cirugía es muy importante valorar la causa en aquellos casos recidivantes en personal de vuelo, buzos o transportistas que sufren este problema a diario por sus trabajos.

El tratamiento en caso de que no haya respuesta a la medicación se basa en realizar una incisión en la membrana dl tímpano con aspiración del contenido mucoso o sanguinolento si lo hay y en ocasiones colocar un tubo microscópico en forma de diábolo que permite la ventilación de la caja timpánica. Además asociaremos el tratamiento quirúrgico de la causa que puede ser la radiofrecuencia de los cornetes, una septoplastia, una adenoidectomia , etc..

En aquellos casos en los que aparezca un problema de permeabilidad de la trompa de Eustaquio, se puede llevar a cabo una dilatación de la misma bajo visión endoscópica mediante la introducción de una sonda con un balón hinchable .

Recomendaciones

Es importante evitar los vuelos y el buceo cuando estamos acatarrados y nuestra nariz muy congestionada. En caso de tener problemas de compensación tubárica de forma habitual, realizaremos una buena higiene nasal con lavados de las fosas con soluciones salinas y aplicaremos algún spray vasoconstrictor. Es importante realizar una visita a nuestro otorrinolaringólogo para que nos realice una exploración que trate de esclarecer cual es la causa de nuestro problema.

Consultas frecuentes sobre barotraumas

Los cambios de presión atmosférica también afectan a otras cavidades del organismo como son los senos paranasales, cuando existe un problema de ventilación de los mismos como consecuencia de un tabique nasal desviado, la presencia de pólipos o procesos inflamatorios crónicos como una rinosinusitis alérgica entre otros vamos a experimentar una inflamación en los mismos cuyo principal síntoma es el dolor en frente, pómulos y raíz nasal. Deberemos consultar para valorar cual es la alteración anatómica o funcional responsable del problema y poder darle solución.