Como prevenir la otitis en verano

Prevención de otitis en verano

Ya estamos de vacaciones estivales y es importante saber como prevenir la otitis en verano. La consulta se llena de pacientes que tras su primer baño en la piscina o el mar de repente han sentido una pérdida de audición en uno o ambos oídos. Esto se debe a que el cerumen de su oído se hidrata y aumenta su volumen ocupando la totalidad de diámetro del conducto auditivo externo, bloqueando así el paso de la onda sonora hacia el tímpano. Los tapones de cera son el motivo de consulta más frecuente a principio de verano.

La otitis y las piscinas

Sin embargo, conforme avanzamos en la época estival, el motivo de consulta ya no es sólo la pérdida de audición tras el baño en piscinas, si no un dolor de oído muy fuerte acompañado de supuración.  El dolor incrementa con la masticación y la manipulación de la oreja y se trata de las otitis externas difusas que aparecen como consecuencia de la infección de la piel del conducto auditivo externo.

La causa de estas otitis es la inoculación de gérmenes que suelen estar en el agua embalsada de las piscinas y que a pesar de los productos químicos que tratan de mantener el agua lo menos contaminada posible no lo consiguen del todo. Esta infección se verá facilitada por pequeñas heridas producidas por rascado o bien por la maceración de la piel al estar mucho tiempo en el agua. Agua y restos epiteliales son un caldo de cultivo perfecto para las bacterias, principalmente pseudomona aeruginosa.

Las piscinas foco de infecciones
Las piscinas suelen ser un foco de infecciones en época estival

Como ya he comentado, los síntomas de estas otitis son el dolor intenso acompañado de secreción y pérdida auditiva por la gran inflamación de la piel del conducto y el tejido subyacente que colapsa el mismo.

Tratamiento de este tipo de otitis

El tratamiento de este tipo de otitis es tópico mediante la instilación de gotas óticas con antibiótico y antiinflamatorio, acompañado de analgésicos y antiinflamatorios y en ocasiones de antibiótico por vía oral. En los casos más complicados es preciso introducir una gasa orillada o un fragmento de merocel que dilata y permite la administrar el tratamiento tópico.

En caso de dolor de oído que se incrementa con la manipulación de la oreja debemos consultar con nuestro otorrinolaringólogo para que nos administre el tratamiento adecuado en función de la gravedad de nuestra otitis.

Cuida tu oído tras el baño en piscinas

Es importante tras el baño en piscinas evitar el rascado y secar de forma apropiada los oídos, lo mejor con un secador de pelo o instilando unas gotas de alcohol boricado o isopropílico.

Comparte el post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp