MENTOPLASTIA Cirugía del Menton

Cirugía plástica

Muchos de los pacientes que acuden a la consulta para realizarse una rinoplastia por una nariz excesivamente grande o que sobresale demasiado del plano facial no son conscientes de que parte del defecto se debe a un efecto óptico provocado por un mentón poco prominente o retraído (retrognatia)

Tratamiento

En función del grado de severidad optaremos por una cirugía del mentón u otra, siendo la más común la colocación de prótesis de silicona, sin embargo algunos pacientes pueden precisar cirugía ortognática de corrección que la llevará a cabo el cirujano maxilofacial. Sin embargo en muchas ocasiones podemos realizar un procedimiento sencillo con material autólogo (del propio paciente) tras la rinoplastia de reducción, trabajando materiales como hueso y cartílago nasal que pueden ser utilizados como injerto a nivel del mentón por vía sublabial endo oral con unos resultados muy satisfactorios que consiguen un incremento de la armonía facial del paciente.

La colocación de la prótesis de silicona puede llevarse a cabo por vía sublabial (por dentro de la boca) o por vía externa mediante una incisión en la barbilla. Si la técnica se lleva a cabo de forma adecuada está prácticamente exenta de complicaciones.

Recomendaciones tras la MENTOPLASTIA

  • Evitar la manipulación de la prótesis o del injerto tras la cirugía.
  • Aplicar hielo local para reducir la inflamación los días siguientes a la intervención.