AUMENTO DE LABIOS

Cirugía Plástica

Aquellos pacientes que quieren realizar un aumento de labios pueden optar por distintos materiales de relleno, para la elección de los mismos se ha de tener en cuenta que algunos son permanentes y a pesar de los estudios de biocompatibilidad, al tratarse de materiales extraños siempre podrán provocar reacciones inflamatorias de mayor o menor envergadura y más o menos duraderas en el tiempo, pudiendo aparecer los temidos granulomas que para su tratamiento precisarán de una cirugía que no siempre consigue su absoluta eliminación. Existen otros productos como el ácido hialurónico o la grasa del propio paciente cuya biocompatibilidad está prácticamente ausente de complicaciones.

Tratamiento

Unos labios con volumen son signo de juventud y belleza por lo que hace años se vienen realizando en el campo de la Medicina estética y antienvejecimiento diferentes procedimientos para aumentar el volumen de los mismos.

De todos son conocidos los desastres que ocasionaron los primeros rellenos que salieron al mercado como biopolímeros de silicona que provocaron importantes complicaciones y que prometían un resultado definitivo, también lo fueron los productos de colágeno con metacrilato que provocaban importante reacción inflamatoria con aparición de granulomas.

Hoy en día el producto utilizado para el relleno de labio por excelencia es el ácido hialurónico, una sustancia no especifica de especie, es decir prácticamente exenta de reacciones alérgicas ni procesos inflamatorios de rechazo a largo plazo.

Otra de las ventajas que veo es que al ser biodegradable y desaparecer con el tiempo, aproximadamente a los nueve meses, permite tener un volumen labial que podemos modificar en cada sesión según el gusto del paciente en ese momento.

Aumento de labios con ácido hialurónico

El tratamiento de los labios con ácido hialurónico nos permite realzar su contorno, aumentar su volumen en menor o mayor medida e hidratar el mismo. La técnica la realizamos bajo anestesia local troncular del nervio infraorbitario para que el procedimiento sea absolutamente exento de dolor  y de esta manera nos permita llevarlo a cabo con la suficiente rapidez para asegurar una simetría en el resultado.

 Tras el tratamiento es importante la aplicación de frío local para evitar una excesiva inflamación, en ocasiones nos pueden aparecer pequeños hematomas, que desparecen a los pocos días, el tratamiento no puede realizarse en el contexto de una infección por herpes labial, conocido vulgarmente como fiebre en el labio, asimismo si tienes antecedentes de herpes labial, comunícaselo a tu médico para que paute una profilaxis previamente con aciclovir oral.

¿Que procedimiento llevamos a cabo para el aumento de labios?

El procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia local con bloqueo de los nervios infraorbitarios de manera que no es doloroso.

Personalmente me gusta dedicar un tiempo para saber qué idea lleva al paciente y explicar detenidamente cual consideramos que es el defecto que desde nuestro punto de vista tienen sus labios y que es lo que haríamos, en ocasiones podemos realizar una prueba infiltrando suero fisiológico que desparecen en menos de 48h en aquellos pacientes que se sienten más inseguros.

Con el método de la infiltración no solo podemos darle volumen a un labio sino también mejorar su aspecto cambiando la conformación del mismo, perfilando sus bordes, incrementando las crestas o definiendo el filtrum.

En pacientes con labios muy finos y que quieran un cambio definitivo se puede realizar una cirugía del labio en el contexto de una rinoplastia u otra cirugía con sedación que consiste en un colgajo de deslizamiento que incrementa el grosor del bermellón o bien una plastia de la piel que queda entre la nariz y el labio que genera una eversión del labio superior y una mayor exposición del mismo de forma más natural.

Recomendaciones tras la intervención de aumento de labios

  • Aplicar hielo local tras la infiltración y evitar movimiento excesivo del labio durante las primeras 48h.
  • Optar en primer lugar por materiales reabsorbibles para ver cual es el resultado y si realmente nos sentimos contentos con nuestro nuevo aspecto.
  • Huir de materiales no reabsorbibles ya que las modas pasan y es posible que al cabo de los años ya no estemos a gusto con el aspecto de nuestro labio y el remedio sea peor que el aspecto original.

Consultas frecuentes sobre aumento de labios

Unos seis meses, si bien dependerá del grado de hidratación del paciente y el tipo de hialurónico que utilicemos.

En caso de optar por la cirugía, el principal problema es la pérdida de sensibilidad transitoria que se produce tras el procedimiento que oscila de cuatro semanas a tres meses. Sin embargo, la movilidad no se verá afectada en ningún momento.