FARINGITIS CRÓNICA

Cirugía de garganta

La faringitis crónica engloba un conjunto de síntomas que podríamos definir como molestias inespecíficas en la garganta: sensación de cuerpo extraño, escozor, dolor leve con la deglución, sensación de garganta seca y urente que aparece casi todos los días. Está relacionada con la exposición a irritantes externos como vapores y humos (limpieza, mecánicos) humo del tabaco, aire frío y seco ambiental respirado de forma inadecuada por boca, pacientes amigdalectomizados, edad avanzada, roncadores.

Procedimiento para tratar la faringitis crónica

¿Que procedimiento llevamos a cabo para tratar la faringitis crónica?

No existe un tratamiento definitivo de este proceso degenerativo, atrófico e irritante de la mucosa faríngea, sin embargo, además de evitar la exposición a irritantes y tratar otras causas como el ronquido y respiración por la boca que pueden tener su origen en una mala respiración nasal, contamos con múltiples medidas higienico-dietéticas que deben convertirse en un hábito diario para estos pacientes como son la utilización de mucolíticos, colutorios hidratantes e ingesta abundante de agua, sustancias como el propoleo que además de hidratar tiene un efecto antinflamatorio natural. Es aconsejable un seguimiento por el especialista en Otorrinolaringologia para ir ajustando el tratamiento de forma individualizada

Recomendaciones

Es importante mantener la garganta hidratada, el mejor hidratante e nuestra propia saliva. Podemos estimular la producción de saliva utilizando caramelos de limón, tomando infusiones con unas gotas de zumo de naranja o limón.

Consultar con su Otorrinolaringólogo para que el diagnóstico sea preciso ya que hay otras enfermedades más graves que pueden producir los mismos síntomas.

Consultas frecuentes sobre la faringitis crónica

Tras la exploración de la faringe el paciente siempre pregunta si la tiene inflamada, ya que le han comentado que tiene una faringitis crónica, sin embargo, la exploración no revela signos de inflamación sino más bien valoramos el grado de hidratación de la mucosa, si el paciente está amigdalectomizado, valoramos si el carraspeo puede tener su origen a nivel de la laringe.